Saxofón Latinoamericano


La investigación sobre el saxofón en el contexto de la creación musical contemporánea de América Latina ha sido una preocupación permanente del trabajo artístico y docente del Dr. Miguel Villafruela, con el propósito permanente de ampliar el repertorio para el instrumento e incentivar la motivación hacia la creación de obras para el saxofón de parte de los compositores latinoamericanos.

En ese sentido, esta publicación Saxofón Latinoamericano tiene entre otros objetivos, a difundir la creación de los compositores latinoamericanos para saxofón e informar todo lo relacionado con el repertorio para el instrumento, existente en esta región del mundo.

Esta página es la primera edición para Internet que aborda el tema del saxofón en América Latina y a la vez se convierte en la actualización y renovación constante de su libro El Saxofón en la Música Docta de América Latina.

Obra escogida

CompositorGarcía Arancibia, Fernando (1930 )
PaisChile
ObraTres Piezas (1998)
FormatoCuarteto de saxofones
Instrumentación

Saxofón soprano, alto, tenor y barítono

MovimientosTres movimientos
Duración8:00
Nivel8° año
Dedicado a:al Cuarteto Villafruela y a su director Miguel Villafruela
Estreno:1999
Datos Compositor

Fernando García Arancibia (nacido en Santiago de Chile el 4 de julio de 1930) es un compositor, trombonista y musicólogo chileno, Premio Nacional de Artes Musicales de Chile en 2002.
Después de estudiar medicina por dos años (1948-1950), se dedicó de lleno a la música. Sus estudios de composición los realizó en forma particular con los creadores Juan Orrego-Salas (1950-1956), Carlos Botto (1956-1957), Juan Allende-Blin (1957-1958) y Gustavo Becerra-Schmidt (1957-1960).

En la primera parte de su carrera contribuyó al conocimiento de la historia de la música en Chile con monografías sobre creadores nacionales tales como Enrique Arancibia e Isidoro Vásquez Grille y posteriormente Domingo Brescia.1​ Sus obras fueron reconocidas internacionalmente y su Historia de la música en Chile fue traducida al ruso en 1968. Además publicó artículos en numerosas revistas especializadas internacionales y nacionales.

Después del golpe de estado chileno, se vio obligado a exiliarse, primero en Perú (1973-1979), y luego en Cuba (1979-1990) donde contribuyó de manera significativa a la actividad académica, musical y cultural de aquellos países hermanos. Dentro de su estadía en Perú destaca su participación en la creación del Mapa de los instrumentos musicales de uso popular en el Perú (1978).

En 1990 regresa a Chile. Ligado siempre a la Universidad de Chile, ha sido fundamental su contribución a la Revista Musical Chilena en su calidad de Subdirector a contar de 1993. Continúa realizando monografías de destacados compositores chilenos tales como Pablo Garrido, y Acario Cotapos.

Como compositor destaca como uno de los más prolíficos de Chile con más de 200 obras. Sus obras han sido interpretadas en Chile como en el extranjero, en Argentina, Austria, Bélgica, Bolivia, Canadá, Cuba, la antigua Checoeslovaquia, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Hungría, Italia, Luxemburgo, México, Perú, Polonia, Puerto Rico, la antigua República Democrática Alemana, la República Federal Alemana, la antigua Unión Soviética, Uruguay y Venezuela. Además ha sido transmitida por radio en otros países de América y Europa.

Su obra destaca además por contribuir a la multiplicidad de propuestas creativas que se hicieron a partir de la década de 1950 en estilos como la música electroacústica y la música concreta, gracias a viajes que realizó a Francia en esos años. Con obras como Estáticas (O-25, 1961) contribuyó a la revitalización de la música para piano que se realizó en el período. Con obras tales como sus Variaciones (O-19, 1959), Sinfonía (O-24, 1960), Estáticas (O-28, 1963), Urania (O-33, 1965), Firmamento sumergido (O-39, 1968), contribuyó a las múltiples propuestas nuevas en géneros y medios no tradicionales de música sinfónica. Por otra parte, obras como el Himno de la CUT (O-29,1963), Canto a Margarita Naranjo (Antofagasta, 1948) (O-30, 1964), Tres canciones para una bandera (O-31, 1965), La tierra combatiente (O-34, 1965), Sebastián Vásquez. (Siglo XVI) (O-35, 1966), La arena traicionada. (11 de marzo de 1966) (O-37, 1967), Romerías (O-38, 1968), Firmamento sumergido (O-39, 1968), Los héroes caídos hablan. (7 de noviembre 1917-1967) (O-40, 1968), ¡Cómo nacen las banderas! (1922-1972) (O-44,1972), reflejan el compromiso e impacto de las ideologías renovadoras de la sociedad chilena durante los gobiernos reformistas de Eduardo Frei Montalva y Salvador Allende Gossens.

Su estilo está influenciado por los procedimientos serialismo, la música aleatoria, la música concreta y el dodecafonismo, siendo pionero en muchas de las vanguardias realizadas en Chile.
 

Comentarios

Tres piezas (1. Rápido, 2. Lento con expresión, 3. Rápido-Lento-Rápido), 1998, cto sax, Dur: 8', Estr: 1999, Santiago de Chile, Cuarteto de Saxofones Villafruela, Ed: MS, Obs: Obra solicitada por y dedicada "al Cuarteto Villafruela y a su director Miguel Villafruela". Santiago, noviembre 1998.

Grabaciónhttps://youtu.be/vpzsIb5Vs_w
Observaciones

El Cuarteto de Saxofones Villafruela realiza el estreno mundial de la obra Tres Piezas para cuarteto de saxofones (Rápido, Lento con expresión y Rápido, 1998) del compositor chileno Fernando García (1930) en el Noveno Festival de Música Contemporánea Chilena, organizado por el Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica de Chile en el Centro de Extensión de la Universidad. Concierto realizado el 26 de noviembre de 1999. El Cuarteto estaba integrado por Miguel Villafruela en el saxofón soprano y sus discípulos de la época: Cristián Mendoza (saxofón alto), Rodrigo Santic (saxofón tenor) y Alejandro Rivas (saxofón barítono).